Vitamina D: 4 efectos secundarios y cómo saber si está tomando demasiada

Must Try

¿Se siente agotado y dolorido todo el tiempo? Esto podría ser una señal de que está tomando demasiada vitamina D. Es importante conocer los síntomas de la toxicidad de la vitamina D y sus efectos secundarios, ya que puede ser peligrosa si no se trata.

En esta entrada del blog, hablaremos de los riesgos asociados a la toma de demasiada vitamina D, así como de los síntomas a los que hay que prestar atención.

Vitamina D, esencial para la salud

La vitamina D es una vitamina esencial para la salud humana. Es importante para el desarrollo de los huesos, los músculos y también ayuda al cuerpo a absorber el calcio y a reforzar el sistema inmunológico. El cuerpo produce esta vitamina cuando se expone a la radiación ultravioleta B del sol. También se puede obtener de fuentes alimentarias como las yemas de huevo, el pescado graso y los productos lácteos. La deficiencia de vitamina D puede provocar diversos problemas de salud, como debilidad muscular, desmineralización de los huesos, y puede aumentar el riesgo de infecciones o depresión. Por eso es importante obtener una cantidad adecuada de vitamina, de la luz solar o de otras fuentes, para mantener una buena salud.

La carencia de vitamina D afecta a cerca del 40% de los adultos. La deficiencia puede provocar osteoporosis, y también se ha relacionado con un mayor riesgo de caídas y fracturas. Además, su carencia se ha asociado a otros problemas de salud, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. La mejor manera de prevenir la carencia es exponerse regularmente a la luz solar. También puede obtenerla a través de ciertos alimentos. Los suplementos también son una opción, pero asegúrese de hablar con su médico antes de tomarlos.

Un exceso de vitamina D puede ser tóxico

Si está tomando un suplemento, es importante que controles su consumo. Aunque ésta vitamina es esencial para la salud, es posible tener un exceso de ella. La toxicidad de la vitamina D, también conocida como hipervitaminosis D, se produce cuando hay niveles elevados en el organismo. Esto puede ocurrir si se toman demasiados suplementos o si se pasa de la exposición a la luz solar. La toxicidad de la vitamina D puede provocar diversos problemas de salud, como cálculos renales, hipertensión arterial y pérdida de masa ósea. Los síntomas de la toxicidad incluyen:

  • Sed excesiva
  • Orinar con frecuencia
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Debilidad muscular
  • Dolor de huesos

Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, es importante acudir a un médico lo antes posible, ya que la toxicidad de la vitamina D puede ser peligrosa si no se trata.

Efectos secundarios de un exceso de vitamina D

La toxicidad producida por un exceso de vitamina D es más común en personas con ciertas condiciones médicas, como los trastornos granulomatosos, algunos trastornos congénitos, algunos linfomas o padecer desequilibrios en el funcionamiento del metabolismo. Las personas que padecen estas enfermedades son más susceptibles de sufrir toxicidad porque tienen dificultades para eliminarla de su organismo. Si tiene una de estas afecciones y está tomando suplementos de vitamina D, es importante que hable con su médico sobre la mejor manera de mantenerse dentro del rango de seguridad.

Niveles elevados en sangre

La hipervitaminosis D se diagnostica cuando los niveles de vitamina D en sangre son superiores a 150 ng/mL. El tratamiento de la toxicidad por vitamina D suele consistir en dejar de exponerse a la luz solar y suspender los suplementos que contengan la vitamina. En algunos casos, puede ser necesaria la hospitalización para tratar la deshidratación y los niveles elevados de calcio. Si cree que puede tener hipervitaminosis D, es importante que acuda a un médico como un endocrinólogo para que le revise los niveles de sangre y se asegure de que está recibiendo el tratamiento adecuado.

Exceso de calcio

La vitamina D favorece la absorción de calcio, y éste es uno de las principales funciones beneficiosas y necesarias para el buen funcionamiento del organismo. Sin embargo, un exceso de calcio puede tener efectos perjudiciales. Cuando los niveles de calcio son demasiado altos, pueden producirse depósitos de calcio en los tejidos y órganos, como los riñones y el corazón. Esto puede causar problemas en el funcionamiento de estos órganos. Los síntomas de un exceso de calcio incluyen:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Estreñimiento
  • Presión alta
  • Deshidratación
  • Mareos

Los niveles de calcio en sangre que se consideran dentro de la normalidad están entre 8.5 y 10.8 mg/dL. Si tiene un nivel de calcio en sangre superior a 11 mg/dL, es importante que acuda a un médico para averiguar la causa y recibir tratamiento.

Agitación y confusión mental

La hipercalcemia puede provocar estados mentales alterados como confusión, agitación, depresión, psicosis e incluso coma. Si experimenta alguno de estos síntomas, es importante que busque atención médica inmediatamente.

Cálculos renales

Uno de los efectos secundarios más comunes del exceso de calcio son los cálculos renales. Los cálculos renales son pequeños depósitos duros que se forman en los riñones cuando hay demasiado calcio en la orina. Los síntomas de los cálculos renales incluyen:

  • Dolor en la espalda, las costillas o el abdomen
  • Sangre en la orina
  • Orinar con frecuencia o dificultad para orinar
  • Náuseas y vómitos

Sobredosis de vitamina D

¿Cómo es posible que pueda sufrir de sobredosis? En el caso de estar tomando un suplemento, es posible que la dosis que se esté tomando sea superior a la indicada. Es importante leer las instrucciones y hablar con un médico o dietista sobre la mejor manera de incorporar suplementos a tu dieta.

Los profesionales de la salud pueden recomendar la toma de altas dosis de vitamina D por un tiempo limitado en los casos en los que hay una gran deficiencia, por ejemplo de unas 50.000 UI durante ocho semanas. Después de ese período, y cuando los niveles se han estabilizado y son normales, puede recomendar una dosis de mantenimiento de unas 2.000 UI al día. Un error en la toma puede llevar a una sobredosis.

Otra forma de sobredosis es el exceso de exposición a la luz solar. Aunque es necesario exponerse a la luz solar para producir vitamina D, es importante hacerlo con moderación.

Si sospecha que está tomando demasiada vitamina D y cree que puede estar en riesgo de sufrir toxicidad, o si tiene alguno de los síntomas descritos anteriormente, es importante que acuda a un médico para que pueda diagnosticar y tratar el problema.

Éste artículo contiene información basada en evidencias científicas. Referencias científicas (artículos científicos revisados por pares):

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Latest Recipes

- Advertisement -spot_img

More Recipes Like This

- Advertisement -spot_img